Existe la opinión de que hay que estar “un poco loco” o tener problemas muy graves para ir a ver a un terapeuta.

La psicoterapia es una alternativa para todos, porque es muy común estar confundido, sentirse angustiado o perdido en cualquiera de los aspectos de la vida: con la pareja, en las relaciones familiares, el trabajo o simplemente con uno mismo.

Realmente, el único “requisito” para realizar una terapia es … ser una persona normal y corriente. Creemos que la psicoterapia debe ser tan accesible y habitual como ir al médico cuando tenemos alguna molestia física.

Independientemente de cómo le vaya en la vida, tanto si se encuentra en un momento de cambios, si está viviendo circunstancias especialmente  difíciles como si está “atascado” desde hace tiempo en un círculo del que no puede salir, la psicoterapia lo puede ayudar.

La depresión, la angustia, la cólera y en general, los conflictos que experimentamos a lo largo de la vida no tienen por qué soportarse como una carga inevitable. No tienen por qué convertirse en callejones sin salida o nudos imposibles de desatar.

También puede preguntarse : ¿Hay otra manera de vivir?

Una adecuada psicoterapia permite conseguir mayor libertad para tomar sus propias decisiones, evitar las conductas repetitivas dañinas, ampliar su capacidad de observar y comprender sus relaciones con los otros, aliviar la angustia o ser más creativo en los diferentes aspectos de su vida. En suma, abrirse la posibilidad de tener una vida diferente, más acorde con sus deseos y menos determinada por sus conflictos emocionales.

Un espacio en Torrelodones para ser escuchado,

dialogar y pensar. Imago Psicólogos.