Web
Analytics Made Easy - StatCounter

¿POR QUÉ ELEGIMOS PAREJAS DIFÍCILES?

psicoterapia de pareja en torrelodones

En teoría, todos somos libres al elegir de quien nos enamoramos o qué pareja elegimos, pero sólo en teoría. Nos sorprendería mucho saber que nuestras decisiones son mucho menos libres de lo que creemos.

A nadie se le ocurriría pensar que en cierta medida, estamos “programados” para elegir o rechazar determinado tipo de pareja.

Lo que nos lleva a elegir o rechazar a alguien proviene de experiencias que nunca relacionaríamos con ello. Por ejemplo, nuestras experiencias infantiles. Nuestra historia personal nos predispone a enamorarnos de cierto tipo de personas, es como si en los años infantiles quedaran impresos unos surcos que nos llevaran a buscar a cierto tipo de personas y a evitar a otras.

Tendemos a buscar personas que de una forma u otra recreen o nos muestren sentimientos familiares, afectos que ya conocíamos desde nuestra edad infantil o que busquemos compensar en la vida adulta de lo que carecimos en la niñez.

Esto hará que en nuestra edad adulta, de modo inconsciente, es decir, sin saberlo, nos inclinemos por atmósferas o situaciones ya vividas.

Un padre ausente o una madre deprimida por ejemplo, podría llevar a buscar una pareja de apariencia sólida y segura para compensar esa fragilidad, pero detrás de la cual puede haber un controlador (o controladora) que termina asfixiándonos. Es sólo un sencillo ejemplo, un primer acercamiento a relaciones muy complejas.

Todos conocemos personas que rechazan una y otra vez relaciones que a primera vista podrían ser parejas afectuosas y comprometidas,  tachándolas de aburridas, poco atractivas, arrogantes etc etc…  Ignorando que no gustan porque lo que atrae son otras cosas que ignoramos o dicho de otro modo:  “porque no me hará sufrir de la manera que ya conozco”

Es muy frecuente aconsejar a alguien que soporta malos tratos en sus relaciones de pareja, que busque a “alguien más sano” y ver cómo,  una y otra vez elige parejas posesivas o dependientes o agresivas.  Y es que no podemos dirigir a voluntad lo que nos atrae, no es una cuestión de decisión o esfuerzo. Respondemos según modelos o pautas absolutamente personales que tenemos que descifrar si queremos vivir de otra manera.

Cada persona, cada pareja es un mundo y el comprender los nudos que las unen es una labor que hay que afrontar con constancia y paciencia. La psicoterapia de pareja nos ayuda a tratar de entender los hilos que forman esos nudos para empezar a desatarlos.

 

(Adaptado de The School of Life “Why we pick difficult partners? ”)