PREGUNTAS FRECUENTES

SOBRE NUESTRA TERAPIA

Preguntas Frecuentes

¿En qué consiste la terapia?

Lo sabemos por experiencia: la palabra, el diálogo y la escucha, son recursos muy potentes e indispensables para abordar las diversas formas en que se expresa el sufrimiento de las personas. Nuestro trabajo se vale de la palabra y del diálogo para afrontarlo, pero el diálogo en terapia no es el que entablamos en el día a día, no es una charla de café ni un simple desahogo como el que tenemos con un amigo. Tampoco consiste en escuchar consejos o pautas para aplicar en nuestra vida.

El diálogo en terapia busca que puedas ir expresando tus ideas, emociones, recuerdos y a través de ellos, con la escucha e intervenciones del terapeuta, vayas desarrollando nuevas miradas y nuevos sentidos a tu experiencia. Es la vía para que, poco a poco, puedas ir saliendo de las “camisas de fuerza” en las que estás atrapado/a.

Te proponemos un trabajo serio, con efectos de largo plazo, evitando el espejismo de los alivios momentáneos.

¿Cuánto dura?

No podemos prever por anticipado cuánto durará una terapia. Durará lo que tú decidas y eso dependerá de tus expectativas del interés y el compromiso que tengas en resolver las dificultades que te llevaron a iniciarla.  Hay quien quiere que desaparezca su malestar cuanto antes y como sea, hay quien se interesa por comprender los por qué y los cómo para abrir nuevos panoramas en su vida. Cualquiera sea tu caso se trata de que avances a tu propio ritmo.

¿De qué me va a servir hablar de cosas pasadas que ya no se pueden cambiar?

El pasado o las experiencias vividas y el impacto afectivo que nos causaron, están allí, en nuestros recuerdos. El trabajo terapéutico no cambiará los hechos, pero sí puede cambiar y mucho, la mirada que tenemos de ellos.

“A veces, cuando observamos al cabo de un tiempo algo vivido, y que en su momento nos parecía que era esplendoroso y absoluto, algo que renunciaríamos a todo para conseguirlo, eso puede volverse sorprendentemente descolorido o triste o absurdo. Y entonces nos preguntamos. ¿Qué demonios veían mis ojos?” – H. Murakami.

Otra mirada cambia nuestra vida.

¿La terapia puede crear dependencia?

A lo largo de la terapia se atraviesa por diversos momentos o estados de ánimo. Uno de ellos puede ser, aunque no necesariamente, la sensación de apego y dependencia hacia el terapeuta, de allí los comentarios de “No quiero continuar porque me voy a volver dependiente de la terapia” o “Quiero dejarlo para probarme que puedo seguir sola” Estos sentimientos y temores deben compartirse y ser parte de lo que se trabaje en terapia porque con seguridad habrán estado presentes con otras personas fuera de ese ámbito.
Por su parte, el terapeuta debe recoger de la manera más cuidadosa y ética estos sentimientos porque de no hacerlo puede prestarse a abusos. De allí que sea tan importante elegir bien con quien se va a trabajar. Tengamos siempre presente que, en última instancia, la terapia busca desarrollar una autonomía personal decidida y responsable.

¿Ir a terapia quiere decir que uno es débil o está “mal de la cabeza”?

El sufrimiento psicológico no tiene que ver ni con la inteligencia ni con fuerza de voluntad ni con la “debilidad de carácter “ ni es indicador de enfermedad mental.
El sufrimiento o los conflictos interiores que experimentamos todas las personas, son parte de la vida. Lo cual no quiere decir que tienen que soportarse como una carga inevitable ni ser un callejón sin salida o un nudo imposible de desatar.
Al contrario, buscar ayuda cuando la necesitamos es, más bien, una muestra de inteligencia y un primer indicador de salud.

Consúltanos tus dudas. Podemos ayudarte.

 

¿Qué te ofrecemos?

Te ofrecemos un espacio acogedor, tranquilo donde dialogar y buscar tus propias respuestas a lo que te preocupa.

Terapia IndividualTerapia para Parejas

Solicita más información

IMAGO PSICÓLOGOS
Avenida del Rodeo, 92
28250 Torrelodones

Tel: 91 898 10 34
Email: info@imagopsicologos.com

-

5 + 7 =